Nuestro carisma

¿Qué son los "No Negociables"?

Diciendo elementos no negociables, entendemos su esencial pertenencia a nuestro carisma, a nuestra espiritualidad y a nuestra razón de ser. Tanto que, el prescindir de ellos significaría renunciar a la misión que se nos ha confiado, deformando nuestra identidad y muy posiblemente, sometiéndonos al espíritu del mundo[1] y traicionando así, la preciosa amistad a la cual Cristo nos ha llamado.

Contrariamente, si tales elementos son potenciados en su justa medida, seguiremos siendo fuente de gran fecundidad sobrenatural para nuestra Familia Religiosa en cuanto ofrecemos a nuestra misión en la Iglesia un compromiso, una fuerza y una eficacia incalculable.

————–

[1] Cf. 1 Cor 2,12.

Los once elementos que caracterizan nuestro carisma:

Marcada devoción eucarística

Centro de nuestra vida

Estudio de Santo Tomás de Aquino

siguiendo a Cornelio Fabro

Obras de misericordia

verdadera compasión de Cristo

Espiritualidad seria

"No sensiblera"

Morder la realidad

con visión sobrenatural

Espíritu de alegría

presente en todo

Visión providencial de la vida

"todo coopera para el bien..." (Rom 8,28)

Creatividad apostólica y misionera

celo apostólico por amor de dios

Devoción a la Virgen

Esencialmente marianos

Docilidad al Magisterio

"cum petro et sub petro"

Puestos de avanzada

ir a los lugares más difíciles